Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Sobre el blog

1240465_594693820573650_459281125_n

En este espacio pretendo transmitir mis experiencias con la gastronomía en términos simples, como cuando un amigo te cuenta dónde la pasó genial.

Hace tiempo que tenía ganas de compartir mi opinión sobre los numerosos restaurantes, bares, mercados o casas  de té que visito. Algunos por placer como un cliente más, otros por trabajo para realizar “mystery shopper” o notas para Food Lovers en el diario on line MDZol. Muchos amigos y lectores de mis notas me llaman o escriben habitualmente a la hora de tener que salir a comer para que les recomiende un “lindo lugar”, y pienso que este blog les ayudará a elegir una buena opción, y a evitar la mala experiencia de visitar lugares “para el olvido”. Voy a escribir sinceramente, sin compromisos de ningún tipo (es decir, para que quede del todo claro, no cobro por hablar bien o mal de estos lugares). Cuando es muy mala la experiencia, no publico nada directamente.

Como muchos sabrán, mi trabajo profesional está ampliamente relacionado a la gastronomía. Dirijo Dos más Dos – Marketing Gastronómico. Asesoramos en marketing y comunicación a bares, restaurantes, cocineros y empresas de productos alimenticios. Les aconsejamos qué camino seguir para obtener buenos resultados.

Trabajamos en muchas áreas: calidad de la comida, servicio, ambientación, comunicación, y el concepto y diferenciación que ofrecen… en otros términos: qué bebidas y platos tienen en la carta, cómo está puesta la mesa, la decoración, la luz, la música, la temperatura, el uniforme y aspecto de los mozos, el mobiliario, las promociones, los eventos, y cómo comunican todo lo que tienen para ofrecer (publicidad, prensa, etc.). Les propongo un plan a seguir, y lo implementamos, para lograr los objetivos propuestos: generalmente mejorar lo que ofrecen y de esta manera mantener y aumentar la clientela.

Más allá de mis tareas profesionales, soy una consumidora exigente. No pretendo grandes sorpresas, ni cocina muy exótica, ni porciones extremadamente abundantes. Solamente quiero comer rico y que me atiendan bien… como vos seguramente. ¿Será mucho pedir? Para algunos restaurantes es misión imposible, para otros es cosa de todos los días.

Los invito a enterarse de lo que pueden encontrar en los espacios que visito.