Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Abr 3, 2017 en Bares & Cafeterías, Destacado, Restaurantes, Viajes & Circuitos | 0 comentarios

Un bar de tapas imperdible en Barcelona

Un bar de tapas imperdible en Barcelona

Se llama Gats, está muy cerquita del tradicional mercado de La Boquería, y ofrece típicas tapas en un ambiente muy cool. Pasá y mirá.

Investigando un poquito, me cuentan que este bar es parte de un grupo de restaurantes con mucha trayectoria. Y aunque todavía no cumple un año, ofrece un servicio impecable y unas tapas tan auténticas y bien logradas como si las comieras en el bodegón antiguo.

Está ubicado en el multicultural barrio “El Raval”, cerca de la famosa Rambla y del mercado de La Boquería, zona muy turística por cierto, la cual sería imposible no visitar si vas a Barcelona. Entre callecitas angostas y edificios centenarios, llegás a un pequeño ensanche donde está Gats. Y enfrente está Lobito, otro restaurante del mismo grupo, también muy recomendable. Hay mesas al aire libre, y adentro en un hermoso y vidriado salón ambientado con muy buen gusto al estilo nórdico.

Mesas compartidas, una barra preciosa, lucecitas, lámparas y espejos que le dan gran calidez, y un servicio correctísimo. Todavía quedan vestigios del antiguo edificio que fue reciclado, donde hay muros añosos que hablan de historia. La mezcla con la deco más moderna es en este caso súper armoniosa.

Qué se puede comer

Básicamente tapas (amo tapear, ya lo he dicho), cócteles y vinos. Hasta los platos más elaborados vienen presentados y porcionados de modo que los puedas compartir y comer fácilmente. Tienen arroces, mariscos, ensaladas, carpaccios y fideuás (simplificando, plato típico, una especie de paella pero hecha con fideos).

Una de las ventajas es la amplitud horaria (sobre todo cuando sos turista que salís a recorrer, y no sabés el horario que finalmente tendrás para comer). En este caso de puede comer a toda hora.

Lo que comimos

Croquetas de jamón de bellota. No podés dejar de probar este típico platillo. Eso sí, frito. De light nada. El jamón de bellota es un jamón de un cerdo alimentado a bellotas, lo que hace que su carne sea deliciosa. En otras notas ampliaré detalles sobre jamones.

Tallarinas de playa (son unos bivalvos, también llamados coquinas o tellinas).

Pan con tomate. El pan, con o sin tomate, es un infaltable, pero no es una gentileza ni está incluido en un servicio básico, como generalmente estamos acostumbrados en Argentina. El pan se cobra a parte.

Almejas al carbón con tomate y albahaca. De más está decirlo quizás, pero comer mariscos en Barcelona es un verdadero placer, por la frescura que tienen, y la gran variedad. Comí en mercados, fondas y restaurantes elegantes, y jamás me cayeron mal.

Carpaccio de pulpo al olivo. Imperdible. Otro producto de gran calidad muy fácil de encontrar: las aceitunas y el aceite de oliva.

Tagliata de ternera (sí, en España, pero al estilo italiano, cortada en trozos para comer más cómodamente al estilo tapa). Aquí no te preguntan el punto de cocción, así que atento, si te gusta bien cocida, lo deberás pedir, porque normalmente sale como en la foto, en un punto “bleu”, “extra rare” o “vuelta y vuelta”. Acompañan una salsa de tomate verde y una romesco.

Para finalizar, un pastel de chocolate y un tiramisú. Como siempre digo, no me enloquece el chocolate, pero esta torta estaba increíble.

Por supuesto, entre dos, no pudimos terminar la comida salada, ni el postre, así que nos envolvieron todo para llevar.

Acompañamos con un vino blanco, un corte de las variedades Xarel-lo y Riesling, de la D.O. Penedès, de unos $160, que se llevó muy bien a la mayoría de los platos que pedimos, sobre todo los mariscos. Aprender sobre vinos españoles ha sido un gran desafío, reconozco que no sabía casi nada. Ha sido bastante accesible la información, ya que en la mayoría de los restaurantes suelen explicar muy bien las cartas y el origen de cada uno de sus productos.

Lo que más me gustó: cocina de bodegón en un ambiente chic.

Lo que menos me gustó: Nada!

Volvería para tomar un cocktail, me tentó su barra.

Resumen de bolsillo

Gats

· Dirección: Calle peatonal Xuclà 7. Barcelona

· Precio por persona: aproximadamente $500 AR (enero 2017)

· Horario: todos los días, desde 12 a 0 hs.

· Más info: www.encompaniadelobos.com

Esta crítica es independiente para Food Lovers MDZol, los restaurantes y/o bares no pagan por aparecer en este espacio. En este caso hice una visita, y fui invitada por una amiga, gracias Montse! 🙂 

¿Más recomendaciones? Seguime en Twitter! @aliciasistero

. FBook/aliciasistero.gastronomica/ #ComoRicoySoyFeliz

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *