Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Jul 31, 2013 en Destacado, Experiencias | 0 comentarios

Las 5 cosas que te irritan cuando salís a comer

Las 5 cosas que te irritan cuando salís a comer

Te decidiste por salir a comer. Porque no tenías ganas de cocinar, porque te juntás con amigos, porque tenés una cita romántica… o se te ocurrió entrar a aquel restaurante que te quedaba de paso cuando saliste del trabajo. Como sea, alguna de estas situaciones seguramente te suenan familiares.

#1: NUNCA TE ATENDIERON

chica_esperando

Entraste, te sentaste, miraste la deco, pegaste un vistazo a la caja, después pispeaste por la ventana… y no pasó nada! Nadie te recibió, ni te trajo la carta. Como si fueras invisible. Miraste el reloj una vez, otra y otra. Listo, me fui, no vuelvo más! (y nunca nadie apareció). Hay veces, como dice el dicho, que el gato no está y los ratones… brillan por su ausencia!

#2: NO TIENEN EL PLATO QUE PEDISTE

Luego de recorrer la carta de punta a punta, finalmente te decidiste. Costó, pero ya te estás imaginando lo rico que va estar ese plato. Vino el mozo, tomó el pedido, y se fue. Seguís pensando en el hambre que tenés y lo que vas a disfrutar lo que acabás de pedir… y luego deun rato… laaaargooo… aparece tu amigo el mesero y cortésmente te dice “No nos está quedando lomo a la pimienta, puedo ofrecerle otra cosa?” Y vos, con la bronca contenida, te ponés a buscar otra opción y a pensar por qué el mozo no se informó previamente…

#3: LLEGÓ EL PLATO Y LA MESA NO ESTÁ PUESTA

Qué grupo lindo se juntó a festejar. Entusiasmados cada uno pidió su plato preferido. Ensalada por acá, unas fritas por allá, el señor un lomito y para la señorita unos ravioles. Todo bien y rapidito, hasta que llegan los platos…
– Mozooo! Disculpe! Nos podría traer la alcuza para sazonar la ensalada? Y ya que está los condimentos para el lomo, y los cubiertos… Ah! y por favor no se del queso para la pasta… Con suerte te lo traen antes de que se enfríe la comida…

#4: LA MOSCA EN LA SOPA

enojado

A veces no es la sopa. Puede ser la tarta, el risotto, la pasta o los panqueques. Con gran frenesí estabas calmando el hambre que tenías, riquísimo todo! Y ya sobre el final apareció ella… pequeñita, mojada e inerte. Te querés matar (o asesinar al cocinero). Encima reclamás y te piden disculpas en todos los idiomas pero no te descuentan nada (o te miran con desconfianza porque piensan que vos “plantaste” la prueba del delito). Las variantes pueden ser restos de envases plásticos, piedritas, otros bichitos o pelos. Qué asco!!!

 

#5: HOY NO CORRE LA PROMO

Te guardaste en la billetera el voucher que te dieron, la tarjeta de beneficios, o el cupón que compraste el mes pasado. Te fijaste bien la fecha, por supuesto. Y cómo vas a ir solo? No! Invitaste al grupete de siempre, quedás bien y encima la cuenta es una ganga. Pero no todo es color de rosa. Cuando ya terminaste de comer, pancita llena y corazón contento, pedís la cuenta y presentás el papelito de “la promo”. Ups, la promo ya no está en vigencia, o era solo para una persona. Te recomendamos que además del cupón pongás unos billetitos exta en la billetera, por las dudas, estas cosas pasan (seguido).

Para otra nota dejamos algunos preciosos momentos que a veces sufrimos cuando salimos a comer, como que te tiren la comida o bebidas encima, que te traigan el plato equivocado, que se demoren demasiado, que la bebida te la sirvan caliente…

Lugar en Mendoza donde no pasa ninguna de estas cosas:
Estamos en la búsqueda, apenas lo encontremos te avisamos!

Por Alicia Sisteró para Food Lovers – MDZ

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *