Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Abr 24, 2017 en Destacado, Restaurantes, Viajes & Circuitos | 0 comentarios

El restaurante “healthy food” con una estrella Michelin

El restaurante “healthy food” con una estrella Michelin

Insólito pero cierto. No todo lo rico engorda o hace daño. El chef catalán Xavier Pellicer lo demuestra creando cada día exquisiteces para los que quieran alimentarse saludablemente y con placer.

 El concepto “healthy food” no es nuevo, pero sí está más vigente que nunca, y este restaurante no se queda atrás. Además, es el único que conozco que lo implementa de forma auténtica y además ofrece alta cocina.

Celeri (significa apionabo o raíz de apio en francés) no es un restaurante vegano o vegetariano, sino que según su propio chef me comentó, es un espacio sensible a las tendencias actuales donde se ha pensado de manera inteligente una propuesta para alimentarse saludablemente.

Aquí se cocinan platos con vegetales exclusivamente, o con lácteos y huevos, con y sin harinas, y por qué no carnes de diferentes tipos para los omnívoros.

Todos tienen cabida en Celeri. Quienes comen de todo, o quienes tienen intolerancias, alergias o por salud o ideologías su alimentación es restringida. Porque además de los platos disponibles (y que por cierto cambian cada día), si un cliente pide que alguna adaptación que por ejemplo no contenga sal porque sufre de hipertensión, sin dudar preparan lo que solicitó. No existe un “no” para el cliente. También si uno de los comensales es un niño que quiere papas fritas, se le preparan, pero en ese caso será papa orgánica y con aceite de oliva limpio y de primera calidad. Es la intención de este restaurante que en lo posible el cliente omnívoro coma entre un 70 y 80% de vegetales en comparación con las carnes para asegurarle una digestión cómoda. Hay un compromiso y preocupación por la digestión de los clientes, sobre todo al medio día que muchos tienen que seguir trabajando. No se utiliza casi nada harinas ni sal refinadas, ni azúcar blanco.

Además, muchas veces los cocineros llevan el plato para cada cliente, por lo que la atención es muy personalizada. La elaboración esta completamente a la vista, y tal cual se ve en la fotografía, de un lado del vidrio los comensales comen, y del otro lado en la continuación de la mesa los cocineros cocinan.

Aunque a estas alturas quizás no haga falta aclararlo, no voy a dejar de mencionar que se ocupan conscientemente de la calidad del producto, por eso tienen trato directo con pequeños productores. “Biodinámica”, “orgánico”, “antroposofía” o “energía vital” son expresiones muy presentes en cada detalle de Celeri. A pesar que en la gran urbe se complica la logística para conseguir estos productos, insisten, y lo logran, estando en contacto con el área rural.

La creación de los platos está totalmente subordinada a los productos disponibles ese día o esa época. Una helada que arruina la producción completa de un huerto, implica re pensar el diseño de los platos inmediatamente.

Qué se puede comer en Celeri

De seguro, platos apetecibles y bien presentados. Podrías encontrar crema de coliflor cruda rallada con oliva; Ravioli con setas colmenillas con caldo vegetal; Alcachofas del Prat (zona de Barcelona donde se dan de maravillas) ecológicas con salsa romesco; Garbanzos con espinacas y huevo duro, y para el que quiere proteínas le agregan chistorra orgánica (longaniza).

Hay un menú ejecutivo por 25 Euros (unos $425 AR – febrero 2017), incluye 4 platos pequeños, un postre, y una bebida. No repiten recetas, llevan más de 1500. Platos simples, sencillos, ecológicos, pensados para que los comensales coman en 45 minutos al medio día.

Hay una carta bastante amplia con 5 o 6 vegetales de temporada, en varias versiones, siempre en versión vegana, vegetariana y omnívora.

Qué comimos

Un gazpacho de remolacha, tomate, trocitos de uva y flores. Delicioso, fresco, colorido. Para invierno demasiado fresco, hubiera preferido una sopa caliente. Pero realmente, muy muy sabroso. Y antes te s sirven unas hojitas finitas y crocantes hechas de harina de lenteja, semillas de comino (que utilizan porque ayudan a la digestión) y cúrcuma.

Puerro infusionado en lemongras, hinojo y anís, y salmón de Escocia y yogurt. Arriba un poco de cebollita de verdeo. Utilizan frecuentemente la técnica de infusionado para aportar aromas terciarios a las elaboraciones.

Guisantes del Maresme de tipo  (zona donde se dan estas arvejas) con tripa de bacalao y rebozuelo (un tipo de seta).

Viene en la ollita donde los preparan, para que vos mismo te sirvas.

Puré de coliflor con huevo a baja temperatura, sal y aceite ahumados.

Me recomendaron probar solo el puré en primer término, rompre solo un poquito de la yema jugosa del huevo, y tomar bocados junto con el puré.

Al final un súper postre, riquísimo, bastante grande, pero liviano. Un soufflé de naranja, con sorbete de naranja. Sobredosis quizás ¿pero a quién no le gustan de vez en cuando?

Acompañé la comida con una copa de vino “ecológico” (así llaman a los orgánicos), un parellada 2015 con muy bajo alcohol (10,5%). Parellada es una uva blanca típica de Cataluña.

La metodología para crear estos platos, es a la inversa de lo que encontramos en la mayoría de los restaurantes, en donde primero crean un plato para omnívoros y luego lo adaptan a vegetarianos, veganos, ovo lácteo vegetarianos, etc. En este caso crean el plato vegano, luego lo extrapolan a vegetariano u omnívoro.

El chef Xavier Pellicer tuvo hace unos años un gran cambio de vida. Bajó de peso y también cambió su estado de ánimo y el trato en la cocina pasando de la rispidez a la armonía. Actualmente practica un tipo de alimentación detox ayurveda, come pocas carnes rojas, y un par de veces al año hace períodos de alimentación vegana. Trabajó hace años en un restaurante de tres estrellas Michelin junto al hiper conocido Santi Santamaría, y también estuvo a cargo de Abac, otro restaurante con estrellas. Hace casi dos años lidera este espacio, que ya cuenta con su primer estrella Michelin. Nada mal, para aplaudir.

Si buscás atiborrarte de comida, esto no el lugar indicado. Pero si querés comer liviano y rico, sería el restaurante ideal. Si visitás Barcelona, te lo recomiendo como uno de los infaltables.

Resumen de bolsillo

. Dirección: Passatge Marimón 5. Subsuelo. (08021) Barcelona
. Tel. 93 252 95 94
. Horarios: lunes a sábado medio día y noche.
. Facebook Celeri

 

Esta reseña es independiente para Food Lovers MDZol, los restaurantes y/o bares no pagan por aparecer en este espacio. En este caso hice una visita, y pagué la cuenta.

¿Más recomendaciones? Seguime en Twitter! @aliciasistero
FBook/aliciasistero.gastronomica/ #ComoRicoySoyFeliz

Agradecimiento: visitbarcelona.com

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *