Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Mar 2, 2017 en Bares & Cafeterías, Destacado | 0 comentarios

Bardot, como Brigitte

Bardot, como Brigitte

Cenamos en Bardot, un restaurante muy chic en calle Belgrano.  Excelente cocina de la mano de Diego Quispe, chef importado de Buenos Aires, con buena mano y mucha pasión.

Bardot llegó a Mendoza el año pasado, quizás en junio, sin hacer casi ruido. Está ubicado en un precioso local que me trae muy buenos recuerdos. Belgrano y Espejo, donde era La Mira. Allí, hace más de diez años comencé mi relación más profunda con la gastronomía, organizaba los “Gourmartes” (cocina y arte los días martes). Un ciclo de eventos que más de uno se debe acordar, lo pasábamos muy bien.

El espacio está muy bien ambientado, aunque para mi gusto le falta algo de color. La barra sobresaliente, sobre todo para quien sabe apreciar la calidad de los materiales. Y la iluminación íntima, cálida, perfecta.

Qué se puede comer

Yo diría que es de esos lugares que casi todos podrán encontrar alg0 que les guste. La versatilidad de las cartas en los restaurantes tienen esa ventaja, pero a veces también algo en contra. Cuando intentamos darle el gusto a todo el mundo, puede que se tenga que resignar algo del concepto.

Hay platos suculentos para los de mucho apetito, y pequeñeces exquisiteces para paladares gourmet o ladies a dieta. Platos más “tradicionales” dentro de la propuesta bien actual que tienen, y también algunos más “raros” para los más osados.

Pastas, carnes, algunos pescados y mariscos, platos vegetarianos y postres.

 

¿Qué comimos?

Llegó un amuse bouche con pepino, cebolla, jugó de pickle  y salmón. Ácido y un toque picante. Fresco, y sabroso. El viaje arrancó bien.
El pan maravilloso, siempre. Lo hacen ahí mismo, de diferentes tipos, y lo presentan de manera muy elegante con alguna cosita para untar.
 
Como entrada, unos  langostinos apanados con salsa de palta y  tomates confit, tipo cherry y de diferentes colores.
Después un solomillo de cerdo, inolvidable. Acompañamos la cena con un espumante rosé.
Después probamos un cordero braseado con endibias, cebollas quemadas, salsa de  zucchini y reducción con romero.
¿El postre?
Frutas flambeadas con cognac con almíbar de melón y helado de pomelo (inconfundible, de Perín).

Lo que más me gustó: la atención del personal, y la delicadeza de los platos, además de lindos, ricos.

Lo que menos me gustó: una de las veces que fui se olvidaron de poner un ingrediente en un plato, pero ahí nomás trajeron otro completo, y además nos regalaron unos cocktails al finalizar la cena. ¡Ojalá en todos los restaurantes compensaran al cliente cuando cometen un error! A imitar.

Imperdible: pedí un trago en la barra. Hay muy buena coctelería… tomale el gustito a sentarte a charlar con el barman, y mirar cómo prepara tu pedido. Date el gusto, y si podés, compartilo con alguien. Cafecito, y a dormir. O a seguir disfrutando de la noche.

Resumen de bolsillo

Bardot

. Dirección: Belgrano 1191 y Espejo. Mendoza.

. Teléfono: 0261 4631955

. Precios: Entre $300 y $500 por persona, depende el vino que te pidas y la cantidad de platos.

. Forma de pago: efectivo y tarjetas

.  Lunes a sábados desde las 18 hs, y cenas por ahora, desde marzo almuerzos también.

. Chef: Diego Quispe. Cocina de autor contemporánea.

. Mesas al aire libre en la vereda

. Seguridad Privada

. Servicio de descorche (podés llevar tu vino y te cobran un mínimo por el servicio)

 

Esta crítica es independiente para Food Lovers MDZol, los restaurantes y/o bares no pagan por aparecer en este espacio. En este caso hice cinco visitas, y pagué siempre la cuenta, salvo en una ocasión que me invitaron. 

¿Más recomendaciones? Seguime en Twitter! @aliciasistero

. FBook/aliciasistero.gastronomica/ #ComoRicoySoyFeliz

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *